Cucarachas en mi piso

Las cucarachas (o escarabajos de ciudad) son unos insectos comunes en nuestro medio. En la ciudad, las más habituales son la cucaracha alemana (Blatella germanica), la cucaracha oriental (Blatta orientalis) y la cucaracha americana (Periplaneta americana), esta última se ha introducido recientemente en Cataluña y ha proliferado mucho.

La identificación de la especie es crucial cuando se afronta un problema con cucarachas, ya que la estrategia varía y puede ser necesario el diagnóstico de un profesional.

Estos insectos se han adaptado a la ciudad y ocupan diferentes espacios: hogares, comercios, industrias, cloacas, etc. En general, se instalan en los lugares donde encuentran fácilmente alimento (restos, suciedad), agua (necesitan poca) y refugio (son suficientes pequeñas grietas).

Las características biológicas de cada especie hacen que sea más habitual encontrarlas en determinados espacios:

  • La cucaracha alemana, en lugares calientes y húmedos: en la cocina, el lavabo, escondidas entre baldosas y en rendijas tan pequeñas como 5 mm.
  • La cucaracha oriental prefiere lugares sombríos y húmedos, por eso es más fácil ver a las partes bajas de las viviendas, desagües, etc.
  • La cucaracha americana también busca lugares sombríos y húmedos. Se encuentra frecuentemente en los edificios comerciales, hornos, grandes establecimientos donde entra por los fregaderos.

El desarrollo de las cucarachas está favorecido por el calor y, por tanto, es más fácil encontrarlas con la llegada del buen tiempo. Por otra parte, como son de hábitos nocturnos, son más visibles del atardecer en la madrugada.


¿Como nos pueden afectar?

Como se alimentan en lugares con suciedad, son portadoras potenciales de bacterias, virus, protozoos y hongos y pueden contaminar los alimentos si tienen contacto. Además, pueden ocasionar alergias.


¿Qué podemos hacer para evitarlas?

Para evitar que las cucarachas afecten los hogares, locales y comercios hay que tomar medidas preventivas.

Las principales son:

  • Sellar todas las grietas.
  • Tener buen mantenimiento de las tuberías (que no pierdan agua),
  • Tener en buen estado las conexiones a la alcantarilla, controlar la entrada de mercancías (ya que en ocasiones pueden estar afectadas),
  • No dejar alimentos al alcance (guardarlos en botes herméticos, no dejar restos de comida, en especial durante la noche, tapar bien la basura, etc.) y en general tener un buen nivel de limpieza.

¿Qué hacer si tenemos un problema?

Si el problema es incipiente, puede llegar a solucionarse con las medidas preventivas antes mencionadas: quizás es un buen momento para hacer una limpieza a fondo de la cocina, la despensa, etc. para llegar a todos los rincones.

Hay, sin embargo, situaciones en que estas medidas no son suficientes y hay que tomar de adicionales, en ocasiones con la ayuda de profesionales. Existen empresas de control de plagas que ofrecen este servicio y que podéis encontrar en las páginas amarillas, en internet, a asociaciones, etc.

Los servicios de salud pública asumen el control al alcantarillado público y los edificios municipales, pero en los establecimientos y espacios privados la responsabilidad es del propietario. La presencia de cucarachas en establecimientos alimentarios no es admisible e indica un mantenimiento e higiene mejorables.

En un servicio de control de plagas es muy importante que el técnico haga una inspección a fondo del lugar, determine donde está el foco (porque habrá de dirigir los esfuerzos), identifique qué especie es (ya que puede ser determinante para controlar la plaga) y escoja la estrategia que mejor se adecue a la situación concreta. En ocasiones puede ser necesario utilizar insecticidas, entonces es imprescindible seguir las medidas de seguridad y precaución que el profesional indique.